miércoles, 18 de enero de 2012

Incidencia del clima organizacional en el desempeño laboral del personal administrativo en las empresas venezolanas en el año 2011

Ana Ratti
CI: 18231438
seccion: 33




Incidencia del clima organizacional en el desempeño laboral del personal administrativo en las empresas venezolanas en el año 2011.

El éxito de una empresa depende de la manera como sus empleados la asumen, es decir, como perciben el clima organizacional de la misma. Teniendo en cuenta que el clima organizacional es uno de los términos más utilizados para describir el grupo de características de una organización o parte de ella, en función de lo que perciben y experimentan los miembros de la misma. Esta vinculado con la interacción de las personas, la estructura de la organización y los procesos; y por consiguiente influye en la conducta de los trabajadores y el desempeño de los mismos en las organizaciones.

Por su parte, Farias (2004) considera que “la organización como sistema se divide en los subsistemas: técnico, administrativo y humano o psicosocial, los que interactúan produciendo eficiencia y salud”(p.25).

Por lo antes citado, se puede considerar que en una organización saludable, el ambiente de trabajo permite al trabajador utilizar plenamente todo su potencial. Esto implica no solo una gestión responsable de los riesgos para la salud y la seguridad, sino también una posibilidad para el trabajador de desarrollarse y crecer hasta su máximo potencial. Es esencial mantener un equilibrio adecuado con relación al clima laboral, formación, estilo de gestión, así como asegurar una comunicación, unos comportamientos y unas actitudes de apoyo en la organización.

Toda organización es creada para un objeto, es diseñada artificialmente para que cumpla una meta y logre sus objetivos. Esta se fundamenta en un conjunto de personas, actividades y roles que interactúan entre sí.

Al respecto Chiavenato, (2006), afirma que “una organización solo existe cuando dos más personas se ajuntan para cooperar entre sí y alcanzar objetivos comunes, que no pueden lograrse mediante iniciativa individual”. (p.36).

Partiendo de la cita anterior, se debe destacar que el logro de esos objetivos comunes sólo puede concretarse si las personas que interactúan en las organizaciones, establecen un contrato psicológico lo suficientemente fuerte que les permita desenvolverse en la misma, actuando de manera armónica con las normas, valores, estilos de comunicación, comportamientos, creencias, estilos de liderazgo, lenguajes y símbolos de la organización.

Con todo lo anterior se define el clima organizacional como un componente multidimensional de elementos que pueden descomponerse en términos de estructuras organizacionales, tamaño de la organización, modos de comunicación, estilos de liderazgo de la dirección, entre otros. De lo que Caligiore y Diaz, (2003), expresan que, todos los elementos mencionados conforman un clima particular donde prevalecen sus propias características, que en cierto modo presenta, la personalidad de una organización e influye en el comportamiento de los individuos en el trabajo.  
           
Ahora, es importante destacar que las organizaciones están pasando por una transformación fundamental en todo el mundo, dejando de lado la idea de las organizaciones tradicionales, rígidas, requiriéndose de organizaciones participativas, más planas y con menos niveles jerárquicos, en donde se produzca un mayor acercamiento de todos lo que la integran, con una participación mucho más activa de todo el equipo.

Asimismo la realidad del presente señala, qué los empleados para mantenerse activo en los escenarios en donde operan las empresas, sean estas grandes, pequeña y mediana empresa o microempresa, requieren de una gerencia dinámica, innovadora, creativa, capaz de integrar de forma productiva todos los recursos que su organización tiene y sobre estar atento de cómo se manifiesta los cambios para mantenerse en los mercados.
            En nuestra sociedad, la mayor parte del proceso productivo se lleva a cabo en organizaciones; y es en ella donde el hombre pasa la mayor parte de su tiempo. Estas organizaciones, al igual que los individuos, tienen objetivos por alcanzar, lo cual hace que muchas veces las relaciones entre ellos no sea cooperativa ni satisfactoria, por el contrario, a veces es tensa y conflictiva cuando el logro del objetivo de una de las partes impide o evita que la otra logre el suyo. Esto hace que la integración entre las personas y la organización sea compleja y dinámica.

En este sentido la actual gerencia debe estar atenta al rol que desempeña en pro del factor humano, que además de la remuneración, es necesario atender a las necesidades de participación en la toma de decisiones, saber utilizar, eficientemente todo el legado de conocimiento que debe centrarse en el actual comportamiento del hombre en las organizaciones. Donde no debe descuidar el clima de trabajo, puesto como se sabe, constituye la personalidad de una organización, en el sentido que este está formado por una magnitud de dimensiones que componen su configuración global.

Al respecto Mora, (2004), sostiene que las empresas venezolanas en el presente  adolecen en su gran mayoría de un buen clima organizacional y ello ha conllevado a problemas en la productividad, satisfacción de los trabajadores, demandando a que se tomen las acciones correspondientes para garantizar un buen comportamiento organizacional.

Muchas empresas dejan de ser productivas porque no fomentan un buen ambiente de trabajo o simplemente porque no involucran en este proceso a sus directivos y trabajadores por igual. Los nuevos empleados, suelen llegar con mucho entusiasmo y con ciertas expectativas sobre la empresa, sus actividades y sus compañeros de trabajo; sin embargo todo se viene abajo cuando no encuentran el clima organizacional adecuado para su desempeño profesional. También si la empresa no satisface a cabalidad las necesidades económicas y sociales con remuneraciones, no existe buena comunicación entre empleados, no motiva la superación intelectual con beneficios sociales educativos, y en fin no retribuye el esfuerzo físico y mental de los empleados con la satisfacción de las necesidades de estos.

Tomando en cuenta todos los elementos antes expuestos surge la siguiente interrogante:

¿Cuáles serán los factores del clima organizacional presentes en el personal administrativo que labora en las empresas venezolanas?
¿Cómo será el desempeño laboral del personal administrativo de las empresas venezolanas?

Para lo que se proponen los siguientes objetivos de investigación:
Objetivo general.

Determinar la incidencia del clima organizacional en el desempeño laboral del personal administrativo de las empresas venezolanas.
Y como objetivos específicos.

Identificar los factores del clima organizacional presentes en el personal administrativo de las empresas venezolanas.
Caracterizar el desempeño laboral del personal administrativo de las empresas venezolanas.
Describir la incidencia del clima organizacional en el desempeño laboral del personal administrativo de las empresas venezolanas.

Esta investigación se justifica ya que permite conocer los elementos que forman el clima organizacional en una empresa, lo que permitirá brindar información a otros investigadores interesados en el tema sobre los valores, las actitudes, el ambiente y las prácticas empresariales que se viven en una organización; además de encontrar explicaciones a situaciones internas y externas que afectan el entorno laboral.

La indudable consecuencia directa que el clima organizacional ejerce sobre el desempeño de los integrantes de una organización, y por tanto sobre los resultados integrales de ella, ha convertido este tema en una de las mayores preocupaciones de los líderes empresariales de la actualidad. Son muchas las compañías que hoy por hoy tienen entre sus más altas prioridades la implementación de planes y metodologías que les permitan diagnosticar, medir, intervenir y mejorar el clima laboral.

Si bien hay empresas que como resultado de los estudios de clima organizacional han hecho intervenciones exitosas para su mejoramiento, otras se han quedado en el nivel estadístico descriptivo de la medición, situación que no trasciende en procesos de intervención y mejora. La gestión integral del clima organizacional impacta directamente la capacidad de la organización para satisfacer las necesidades del cliente interno, responder eficazmente a los cambios del entorno, producir valor y generar en los empleados mayor compromiso y sentido de pertenencia. Por ser un tema tan estratégico y central, el clima organizacional merece y requiere la atención y el, cuidado de la alta gerencia.

Es así que aplicando los diversos medios de investigación; en este caso el documental; la investigadora podrá suministrar factores considerados importantes dentro de las organizaciones, como lo es el antes mencionado. Ya que la investigación promoverá el desarrollo del pensamiento critico-analítico, que formaran una estructura estable sobre el buen clima organizacional.

Por consiguiente la investigadora, podrá suministrar, una información clara y precisa de cuales son los elementos que intervienen en el clima del sistema de trabajo, de manera que los datos obtenidos sean exactos, minimizando el margen de polémica, evitando así una información inadecuada en relación del análisis de la investigación 


Es por ello que el clima organizacional se refiere al ambiente propio de la organización, el cual ejerce influencia directa en la conducta y el comportamiento de sus miembros, ya que este refleja las facilidades o dificultades que encuentra el trabajador para aumentar o disminuir su productividad o para encontrar el equilibrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada